Aloha!


17 junio 2011

Balada del amor imposible

Pero el amor imposible no es cosa de prudentes, sinò de Quijotes.
Sòlo cuatro veces en doce años viò Alonso Quijano a Aldonza Lorenzo. Jamàs cruzaron palabra.
Pero eso le bastò para vivir en ella y por ella. Sin esperar recompensa.

1 comentario:

  1. ¡Qué gusto volver a saber de ti! ¿Cómo estás, encanto?

    Mucha luz.

    ResponderEliminar

De mì.

Mi foto
Una futura trabajadora social con aspiraciones artisticas que descubriò el compromiso de estar cerca del otro, que ama el milagro diario de la cosa pequeña, privilegiada de hacer lo que le gusta, que no le importa en absoluto ser una bohemia soñadora que canjea el poder por la cooperacion solidaria, y maneja un codigo de LOCOOS!, "las sociales", que lejos de dar recibìmos cada dìa.